Todos llevamos un artista en nuestro interior
Aunque muchas veces no lo dejamos salir a flote
Yo, por ejemplo, a veces me siento poeta
Y para escribir espero lo que de mi corazón brote.

Las razones para escribir son diferentes
Unas veces amor, otras veces despecho
Algunas veces no se siente nada
Lo importante es expresar lo que sale del pecho.

Dedicar más tiempo a escribir quisiera
Pero las ocupaciones diarias no me lo permiten
Y cuando siento que es el momento de expresarme
El lápiz se mete en mis dedos y al papel me remiten.

Es maravillo juntar letras y formar palabras
Buscando que la rima tenga sentido
Pero es mucho más agradable
Si lo que se escribe es un reflejo de lo vivido.

La inspiración más fácil llega si se está enamorado
Los suspiros salen de lo más profundo
La noche se convierte en cómplice
Si estamos al lado de ese ser que es nuestro mundo.

El sufrimiento por un amor terminado
Es también un buen motivo para inspirarnos
Pero es mucho más bonito volver a escribir
Si la vida nos permite de nuevo enamorarnos.