Warning: Use of undefined constant HTTP_USER_AGENT - assumed 'HTTP_USER_AGENT' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/arandaabogados/public_html/wp-content/themes/Divi/header.php on line 1
Prescripción De Las Vacaciones - Héctor Jaime Aranda Muñoz - Abogado Tuluá

Por regla general, los derechos devenidos de una relación laboral prescriben en tres años, conforme lo consagra el artículo 488 del Código Sustantivo del Trabajo. Para las vacaciones no es la excepción, sin embargo vale la pena explicar el concepto de prescripción y como se aplica para esta acreencia laboral. Para decirlo de una manera sencilla, prescripción es una figura jurídica por medio de la cual se puede adquirir o perder algo por el paso del tiempo. Es así como una de las partes se favorece (prescripción adquisitiva) y la otra parte se perjudica (prescripción extintiva). En materia de derecho laboral podríamos decir que con el fenómeno de la prescripción el empleado pierde un derecho mientras que para el empleador cesa la obligación de pagar el valor adeudado.

Es de anotar que el término de prescripción empieza a correr desde el día que se hace exigible la obligación, circunstancia que es fundamental tener presente para saber hasta qué fecha se puede reclamar el derecho con el fin de que éste no prescriba. Diríamos entonces que la prima correspondiente al primer semestre del año 2014 prescribió el 30 de junio de 2017, toda vez que se debió pagar a más tardar el 30 de junio de 2014.

Ahora bien, para el caso puntual de las vacaciones se debe de tener claro lo que dispone el numeral 1 del artículo 187 del Código Sustantivo del Trabajo, que a la letra dice:

“La época de las vacaciones debe ser señalada por el empleador a más tardar dentro del año subsiguiente, y ellas deben ser concedidas oficiosamente o a petición del trabajador, sin perjudicar el servicio y la efectividad del descanso…”

Por su parte, el artículo 186 de la misma norma establece que en forma general (con la excepción de algunos trabajadores), se tiene derecho a 15 días de vacaciones al cumplir un año de labores.

Dando una interpretación integral a las normas mencionadas, tenemos entonces que cuando el empleador cumpla un año de trabajo al servicio del empleador, nace el derecho a disfrutar de las vacaciones, sin embargo, el empleador tendrá un año para programar las mismas, lo que indica claramente que a partir de este momento la obligación de conceder las vacaciones se hace exigible, por lo tanto a partir de allí empieza a correr el término de prescripción.

Es mucho más fácil explicarlo con un ejemplo práctico. Supongamos que un empleado ingresó a laborar el día 10 de mayo de 2013, por lo tanto tendrá derecho a las vacaciones a partir del día 10 de mayo de 2014, sin embargo el empleador tiene para programar las vacaciones del trabajador hasta el 10 de mayo de 2015, de no hacerlo, las vacaciones prescribirían el día 10 de mayo de 2018.

Se hace necesario aclarar dos cosas. Primero, el empleado puede interrumpir la prescripción de sus vacaciones (o de cualquier otro derecho sujeto de prescripción) haciendo una reclamación formal de las mismas antes de que prescriban, de hacerlo, el término de tres años empezaría a contarse a partir del momento de la reclamación, cosa que sólo podrá hacer una vez, es decir, no se puede interrumpir varias veces la prescripción. Segundo, la prescripción no es automática, toda vez que debe ser solicitada por aquella parte que le conviene, en este caso el empleador, pues de no hacerlo, el juez no tendrá facultades para declararla.